VIVENCIAS    

INICIO

PORTADA

MONEDA

En la HistoriaHerencia de RomaNumismática en IBIZA                          Instantáneas históricas

   ARQUEOLOGÍA

Viaje a la antigüedad  Grandes tesorosReproducción de piezas arqueológicasMitología

   PESCA

En agua dulce, en pantano, en mar

   ISLA DE IBIZA

Viajando por IBIZA               Costumbres, genteFotografías              Cocina ibicenca

  COLOMBIA

Colombia-Palmira valle                           Fotografías Palmira Fotografías otras ciudades

  MANUALIDADES 

Decoración de vidrio y cristal              Espejos decorados   Falso vitral          Trabajos con plastilina           Otras manualidades

  SERVICIOS

Adivinación Carta española -Tarot- Ángeles              Consejos prácticosRecetas                  Tu opinión  Contáctenos

 

GRANDES TESOROS

GRECIA ANTIGUA

GRECIA PRECLÁSICA

Encajada en la enorme muralla defensiva, la puerta de entrada a Micenas tiene 3 metros de alto y esta coronada por un par de leones esculpidos, probablemente símbolos de la autoridad del rey .

EL IMPERIO MARÍTIMO DE LOS MICÉNICOS:

LOS IMPONENTES RESTOS DE MICENAS, ARGOS Y TIRINTOS TESTIMONIAN LA POTENCIA Y EL ESPLENDOR DE UNA GRAN CIVILIZACIÓN FLORECIDA EN LA GRECIA PRECLÁSICA

Situada sobre una colina que domina el golfo de Nauplia, en el mar Egeo, la antigua Micenas testimonia la grandeza de una civilización nacida en torno a los siglos ss. XVII - XVI a.c.   La ciudad, al menos a juzgar por sus mas antiguas sepulturas conservadas, debía ser al inicio bastante pobre y hallarse culturalmente poco evolucionada.  Quizá con el dominio de la civilización cretense (minoica), Micenas, tras asumir el control del tráfico marítimo hacia oriente y occidente, llegó al apogeo de su esplendor, atestiguado por la riqueza de las sepulturas y por la majestuosidad de los palacios. Imponentes muros ciclópeos construidos con gigantescos bloques de forma irregular con la cara externa lisa, perfectamente ensamblados y en seco, se alzaban en defensa de la ciudadela situada en la cima de una colina.

El acceso a la ciudad se hacía a través de la monumental puerta de los leones  que ha llegado hasta nosotros perfectamente conservada; está constituida por dos grandes bloque monolíticos verticales y por un tercero que hace de arquitrabe.  Encima de este último se encuentra otro elemento de piedra de forma triangular, decorado con un alto relieve que representa a dos felinos rampantes a los lados de una columna.  Superada la puerta, una calle conducía a la acrópolis donde está situado el palacio de los príncipes de Micenas 

Mascara funeraria griega de un orgulloso rey guerrero.

PINJANTE CON DIOS DE LA NATURALEZA

                                                

jarra para vino llamada pelike. tocador de lira es su imagen

GRECIA CLÁSICA

  LA JOYA DE ATENAS 

En la cumbre del acrópolis de Atenas se alza el Paternon, el producto de unas inspiradas matemáticas y de su meticulosa cuesta en obra a una escala gigantesca

LA JOYA DE ATENAS  

EL PATERNÓN: Fue el gran monumento de Atenas a las diosas  tutelares de la ciudad y así misma, el emblema tanto de la piedad como del poder imperial recién hallado.  La elección de Pericles para supervisar el proyecto no recayó en un arquitecto sino en un escultor, de echo el mas grande escultor de la época: Fidias.  El diseñó el templo que iba a ser el mas grande jamás construido en Grecia; pero también tenia en mente sutiles rasgos que no resultan obvios a la primera mirada.  Las columnas del Paternón se ahúsan y se inclinan hacia adentro muy ligeramente, sus estrías se hacen menos profundas cerca de la parte superior y los muros de los cimientos laterales se alzan un poco en el centro.  otros arquitectos habían usado individualmente estos llamados refinamientos en otros templos; Fidias los usó concertadamente.  Curvando ligeramente todas las líneas rectas del templo, Fidias dio a la inmensa estructura de mármol la ilusión de un movimiento hacia arriba.  La misma ilusión de movimiento es igual de sorprendente a una cierta distancia.  Visto desde el inclinado muro en ángulo de la Acrópolis, el Partenón parece avanzar hacia quien lo contempla < como una gran nave > , en las admiradas palabras de un crítico moderno.  Los antiguos también se quedaban maravillados ante el edificio que encarnaba el ideal de la armonía de las formas .  Plutarco vio en el Partenón < una vida siempre floreciente y un espíritu que jamás envejecerá....brillando en su grandeza >.

  

Este modelo de carro, de menos de 10 cm. de largo y echo de oro, lleva un conductor y un noble o un alto oficial persa

Detalle del friso este del Paternon, con Poseidón y Apolo

Un cornudo grifo forma la base de este Riton de plata de 25 cm. de altura

Artemisa, se sujeta el vestido en un gesto a la vez casto y erótico