VIVENCIAS    

INICIO

PORTADA

MONEDA

En la HistoriaHerencia de RomaNumismática en IBIZA                          Instantáneas históricas

   ARQUEOLOGÍA

Viaje a la antigüedad  Grandes tesorosReproducción de piezas arqueológicasMitología

   PESCA

En agua dulce, en pantano, en mar

   ISLA DE IBIZA

Viajando por IBIZA               Costumbres, genteFotografías              Cocina ibicenca

  COLOMBIA

Colombia-Palmira valle                           Fotografías Palmira Fotografías otras ciudades

  MANUALIDADES 

Decoración de vidrio y cristal              Espejos decorados   Falso vitral          Trabajos con plastilina           Otras manualidades

  SERVICIOS

Adivinación Carta española -Tarot- Ángeles              Consejos prácticosRecetas                  Tu opinión  Contáctenos

ARQUEOLOGÍA

UN FASCINANTE VIAJE A LAS CULTURAS DE LA ANTIGÜEDAD A TRAVÉS DE LOS DESCUBRIMIENTOS DE LA ARQUEOLOGÍA

LA ARQUEOLOGÍA ES LA CIENCIA QUE NOS DA LA OPORTUNIDAD DE VIAJAR HACIA MILES DE AÑOS, EXPLORANDO EL PASADO . OFRECIÉNDONOS LO NECESARIO PARA BUSCAR, OBSERVAR Y COMPRENDER LOS TESTIMONIOS DE ÉPOCAS REMOTAS , INVITÁNDONOS A VIAJAR DE LA CUENCA DEL MEDITERRÁNEO A MESOPOTANIA, DE AMÉRICA AL LEJANO ORIENTE Y ASÍ  CONOZCAMOS LO QUE EL HOMBRE HA CONSTRUIDO A TRAVÉS DEL TIEMPO.

ORÍGENES DE LA CIVILIZACIÓN ROMANA

CIUDADES Y NECRÓPOLIS ETRUSCAS:  Etruria , una confederación de ciudades que nunca alcanzó la categoría de estado. Se localiza en el marco de la Italia central, al oeste de la cadena montañosa de los Apeninos, entre el río Arno, al norte, el Tiber al sur y este, y el mar Tirreno al oeste.  Las excavaciones arqueológicas y su estudio han confirmado el carácter autóctono y original que presentan las manifestaciones artísticas de los etruscos.

Al iniciar el recorrido por el territorio Etrusco debemos hacerlo por Perusia la que fue la capital de la provincia de Umbria, ciudad donde se conserva buena parte del recinto de las murallas etruscas, así como la monumental puerta principal. Chiusi (la etrusca (clusium) conserva su necrópolis , en la que son dignas de destacar la Tomba del colle y la urna funeraria en forma de cabeza del Dolciano (siglo V a.c.)

La ciudad de Ovieto, exhibe su héroe del templo de Belvedere (siglo IV a.c.), la interesante colección faina (ánforas y crátera) y la espectacular necrópolis del Crocifisso del Tufo.  la necrópolis de Populonia tiene la particularidad de extender sus tumbas a pocos metros del mar.  Vetulonia conserva la sepultura de Túmulo del Diavolino, (siglos VII - III a. c.).  Rusellae, la actual localidad de Roselle, muestra con orgullo los grandes lienzos de muralla de bloques ciclópeos.  En Vulcia (Vulci), se pueden contemplar otros restos etruscos, como la escultura de la portadora de ofrendas, de la gruta de Isis, el ánfora que representa un procesión (siglo VI a.c.), y los esposos yacentes que forman la cubierta de un sarcófago (siglo IV a.c).  Tarquinia (Tarquini), entre Vulcia y los montes mágicos de Tolfa, a unos 45 kilómetros de Viterbo y a 90 kilómetros del norte de Roma, es , sin l duda la mayor y mas espléndida ciudad de toda Etruria; posee una enorme necrópolis de 4 kilómetros de perímetro y mas de doce mil tumbas de habitación con centenares de túmulos e hipogeos monumentales; muchas tumbas presentan excelentes muestras de pintura parietales con representaciones alusivas a mitos o a la vida diaria, en donde triunfan el optimismo y la alegría.

Cerveteri (Caere), la segunda ciudad Etrusca en importancia, conserva su espectacular necrópolis; la roca volcánica permitió moldear enormes túmulos petreos, en cuyo interior se excavaron varias sepulturas, muchas de las cuales presentan magníficos bajorrelieves que imitan arquitecturas y esculturas, así como toda clase de objetos cotidianos; vaciando la misma roca se trazó también una vía sepulcral en la que se abre la tumba dei Capitelli, la de los Relieves (siglo IV a.c.).

Por último merece una visita el museo Guarnacci, Volterra (Volterrae), en donde entre otras piezas etruscas de valor se exhibe una estela funeraria en bajorrelieve que representa a un guerrero (siglo VI a.c. ).